08-ONCE ONCE08225-LOW-RES (1)_edited.jpg
Simbolo_—__Once_Once-01.png

NUESTRO PALO SANTO

Nuestra madera de Palo Santo es 100% natural, sustentable, sin tratamiento y seleccionada a mano solo de árboles silvestres que han caído naturalmente al suelo en los bosques protegidos de Perú, por lo que se garantiza que no se talen árboles vivos en su recolección. Contamos con certificación por SEMARNAT, PROFEPA de México y Certificado SENASA (certificado del Ministerio de agricultura de Perú).  

¿Por qué solo los árboles caídos naturalmente? No es viable utilizar madera viva fresca con fines aromáticos, ya que una vez que un árbol vivo cae naturalmente (después de una vida media de 40 años), los árboles pasan por un proceso natural de "curado" donde se concentran y densifican los aceites de los mismos. Si un árbol se corta y se usa de inmediato, no tendrá las mismas propiedades aromáticas. Cuanto más tiempo se cure un árbol, más potente será su aroma y aceites. Todos nuestros productos se crean a partir de árboles que han curado un promedio de 6-8 años y se cosechan en prácticas legales sostenibles.

06-ONCE ONCE08127-LOW-RES (1)_edited.jpg
Simbolo_—__Once_Once-01.png

BOTÁNICA

El árbol de Palo Santo pertenece a la familia Burseraceae, que también incluye incienso, mirra y copal, puede medir entre 5 y 18 metros de altura. Posee raíces poco profundas y su tronco es cilíndrico y recubierto por una corteza de color grisáceo. Una característica importante que posee esta planta, son sus canales de resina que recorren el interior de la corteza. Si se realizan cortes en ella, comienza a exudar la resina que es de color ámbar y pegajosa. Los expertos dicen que es necesario que la madera del árbol de palo santo esté "muerta" para poder extraer los aceites esenciales. A medida que la madera va cumpliendo su ciclo de secado, el árbol comienza a emitir un olor que es muy fuerte, parecido al limón, de hecho su componente activo se denomina “limoneno”.

AdobeStock_96194076.jpeg
GRATITUD   ARMONÍA   SINCRONÍA